Poemas de amor y olvido

Reflejos en el lago

Sí, ha pasado ya el tiempo.
Pero es demasiado pronto
para olvidar, y no echarnos
la culpa sobre los hombros.

Darse cuenta de las cosas,
fingirse un sabio y un loco,
creer que somos los dueños
de los lugares recónditos.

Y pensar que nunca fuimos
más que el espejo de un rostro,
parte de este mundo en llamas
que se derrumba dichoso.

Habrá otra vida más pura,
más llevadera... En el fondo
del corazón escuchamos
el dolor de nuestros ojos.