Poemas de amor y olvido

La noche es el espacio para el día…

La noche es el espacio para el día,
sus sombras permanecen invisibles.

Al despertar, el silencio
nos devuelve a la vida,
al tiempo que nos resta por delante.

La mirada se centra en lo cercano,
el cuerpo se conoce desde dentro,
todo parte de nuevo hacia lo mismo.

Olvidamos la nada
de nuestros largos sueños
y la sospecha crece en el recuerdo.