Objetivos

  1. Meditar sobre la esencia del ser humano más allá de sus diferencias políticas, religiosas, sociales, económicas, biológicas y culturales. Comprender que el hombre es un ser total que integra sus distintos aspectos de forma global sin que sea posible reducir su esencia a uno solo de estos aspectos que conforman su mundo.
  2. Reconocer el valor, la utilidad y el sentido de otras formas de integración cultural distintas a la civilización occidental. Reflexionar sobre los aspectos más profundos y verdaderos de otras culturas, evitando, en la mayoría de lo posible, una exposición de sus rasgos más superficiales tal y como aparecen frecuentemente en los medios de comunicación.
  3. Comprender la naturaleza asombrosa del lenguaje, como herramienta que posibilita infinitas formas y combinaciones de juegos comunicativos. Subrayar que el significado de una expresión depende del contexto en el que ha sido expresado, sin que esto signifique un relativismo que impidiera investigar las reglas gramaticales que rigen su uso.
  4. Conocer los patrones universales de una argumentación correcta; distinguir entre la verdad de un enunciado y la validez formal de un razonamiento, como paso previo para descubrir, criticar y justificar los razonamientos propios y ajenos que desde una actitud democrática se esperan de los ciudadanos como agentes activos y comprometidos.
  5. Valorar la importancia del método científico utilizado en las ciencias de la naturaleza, como fundamento teórico del que dependen las tecnologías más avanzadas, y como clave de un progreso económico sostenible consciente de sus posibilidades reales. Relacionar la verdad empírica, como correspondencia con los hechos, y la verdad formal, como consistencia entre enunciados.
  6. Comprender las claves de la hominización dentro del marco general de la teoría de la evolución de las especies y de las leyes fundamentales de la Genética. Reflexionar sobre la diferencia entre hombre y el resto de los animales rechazando reduccionismos biológicos que trataran de justificar la superioridad de una raza, cultura o civilización sobre el resto de las comunidades humanas.
  7. Analizar la conducta del hombre a la luz de las teorías contemporáneas de la Psicología, tratando de extraer una síntesis global entre las posiciones conductistas, cognitivistas y psicoanalíticas que muestre a la persona humana como un ser capaz de aprender y actuar según su experiencia previa, su constitución neuronal, su afectividad y su sentimiento consciente de libertad.
  8. Interpretar la vida del hombre como parte inseparable del contexto social del que forma parte, y en el cual tiene sentido su actividad racional. Investigar en qué consiste esa “insociable sociabilidad” de la que habla Kant, y discutir las distintas tesis sociológicas sobre los conflictos, el origen y el funcionamiento de las grandes sociedades contemporáneas.
  9. Distinguir entre aquello que “es” y aquello que “debería ser”, reflexionando sobre las características propias de la ética entendida como un conjunto de normas que obligan interiormente. Señalar las diferencias entre éticas materiales y formales e investigar los fundamentos de una ética mínima universal basada en el diálogo dentro de un mundo plural, complejo y de múltiples valores.
  10. Debatir sobre el carácter natural o convencional de las leyes jurídicas y analizar las posibles divergencias que se dan entre la justicia, como orden natural ético válido para todos los hombres, y el derecho, como el conjunto de imperativos que nacen con ocasión del valor moral y social. Reflexionar sobre los principios de convivencia común que hacen posible la libertad de cada persona con la de los demás.
  11. Criticar, a partir de la diferencia entre poder y autoridad, los regímenes políticos donde no exista una coincidencia entre legalidad y legitimidad, investigando las relaciones e independencia entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial. Conocer y valorar los principios del Estado Democrático de Derecho, sancionado por nuestra Constitución de 1978.
  12. Abrirse a los profundos misterios del ser humano, a su sed de inmortalidad, a lo metafísico que habita en él; acercarse a los conflictos y similitudes entre fe y razón, entre trascendencia e inmanencia, y a las distintas posturas de creyentes, agnósticos y ateos acerca del sentido último de la existencia del hombre sobre la tierra que habita.
  13. Reflexionar sobre la esencia artística del hombre, en una doble vertiente: por un lado, con relación a la Naturaleza, como imitación y producción de lo bello; por otro, como ser libre capaz de fundamentar su libertad con los recursos expresivos que le brindan la técnica y las vanguardias artísticas. Analizar la relación que el arte guarda con la verdad y la sensibilidad, y comprender la autonomía del juicio estético frente a la ciencia y la ética.
  14. Meditar sobre el futuro del hombre como ser histórico que interpreta su vida a partir de un horizonte temporal y de un proyecto de futuro en comunidad. Señalar las diferencias entre progreso científico y progreso ético y considerar las posibilidades de la acción humana a la luz de las distintas utopías, de las limitaciones energéticas y de los problemas ecológicos.